Adiós a las microtransacciones en Middle-Earth: Shadow of War


Desde su lanzamiento el 10 de octubre de 2017, Middle-Earth: Shadow of War se unió a una larga lista de juegos que implementaron las infames “loot-boxes”, o cajas de botín, como parte de su gameplay. En el caso del juego desarrollado por Monolith Productions, las recompensas de estas lootboxes si bien no eran completamente necesarias para poder terminarlo, si hacían considerablemente más sencillo llegar hasta el final. Pero esto se terminó desde este martes.

Warner Bros. Games liberó un parche con el cual las microtransacciones desaparecen definitivamente del juego inspirado en el mundo de El señor de los Anillos. Si bien las loot-boxes seguirán presentes en el título, será por medio de acciones dentro del juego que se podrán adquirir, en vez de con dinero real.

Otros videojuegos como Star Wars Battlefront II o Assassin’s Creed: Origins fueron blanco, junto con Shadow of War, de fuertes críticas por parte de la comunidad gamer a nivel mundial por implementar este sistema como parte de la jugabilidad. La controversia por este tipo de mecánica fue tan grande que en su momento la ESRB, el organismo clasificatorio de videojuegos de Estados Unidos, tuvo que emitir una declaración por las muchas voces que pedían que las loot boxes fueran consideradas como juegos de apuestas. Países como Bélgica, Reino Unido y Francia fueron sólo algunos de los que revisaron las cajas de botín en videojuegos, y en algunos de ellas intentaron hasta prohibirlas.

El movimiento de WB Games es una clara respuesta a dichas quejas, que sienta el precedente para que otros desarrolladores dejen de considerar a las loot boxes como una fuente casi inagotable de dinero por parte de los jugadores.

Y no lo olviden, si les gustó la nota, consideren apoyarme en mi Patreon para que pueda seguir mejorando los contenidos que les ofrezco.

#ShadowofWar #MiddleEarth #Videojuegos

191 vistas
  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • YouTube
  • Patron
  • Instagram
  • Snapchat
  • Flickr

©2013 Todos los derechos reservados. Mornië Aran Comunicación         CDMX