Haz patria, #QuitaUnAnuncio


Ya se nos viene de nueva esa bonita época de elecciones, esa bonita época electoral, y con ella, miles y miles de caras que van a estar colgadas por todas las ciudades, estorbando la bella vista que podríamos llegar a tener. Pero no hay que preocuparse, ya que para eso, justamente, tenemos la iniciativa #QuitaUnAnuncio.

#QuitaUnAnuncio inició por ahí en el año 2012, por propuesta de una mujer en Twitter que se identificaba como Thais Muñoz, tras lo cual, el abogado Jesús Robles Maloof (@RoblesMaloof) se organizó con otras personas para limpiar las calles de la basura electoral (y de paso toda la propaganda ilegal) que plaga nuestra ciudad durante la época de campañas.

¿Qué nos ampara para poder bajar esta basura electoral? Además de la Ley de Publicidad Exterior de la Ciudad de México, pues ni más, ni menos que la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, específicamente el artículo 250 de ésta que en resumidas cuentas, establece que no se puede poner propaganda electoral en:

  • Árboles

  • Áreas verdes

  • Semáforos

  • Puentes y bajo puentes

  • Casetas telefónicas

  • Postes de luz y alumbrado

  • Postes de telefonía.

  • Paradas de autotransporte

  • Señalamientos viales

  • Buzones de correo

  • Monumentos históricos

  • Propiedad privada sin permiso

Pero si se puede en:

  • Bienes de uso común propiedad del gobierno (sobre todo bardas y mamparas).

  • Vallas y anuncios espectaculares con premiso en regla

  • Bardas y en general propiedad privada con permiso del dueño.

¿Qué se necesita para poder participar en #QuitaUnAnuncio? Primero que nada ganas de hacerlo, voluntad. Después, hay que documentar nuestras acciones. Cuando quiten pendones o mantas documenten el antes y el después.

Para el cómo hacerlo, de preferencia hay que contar con una escalera, unas pinzas para cortar los alambras, o tijeras en caso de que estén colocados con cordón, y si está muy alto, existe la maravillosa herramienta de jardinero. Con esta maravilla, pueden alcanzar esas basuritas que los partidos tengan a bien ponerlas demasiado alto.

Por último, se necesita desechar esta basura. Hay varias opciones:

  • Pueden irla a dejar a la sede local de los partidos para que ellos hagan lo propio

  • Pueden irla a dejar a las instalaciones de los Institutos Electorales locales a modo de protesta

  • Pueden simplemente partirla por la mitad con un cutter y tirarla a la basura

Pero sobre todo lo anterior, lo más importante es nuestra seguridad. Si el anuncio que están intentando quitar está demasiado alto y no cuentas con escalera o la herramienta, o si está muy cerca de cables eléctricos, NO SE ARRIESGUEN. Si alguien sale y se pone a defender el gallardete o la manta, no se peleen, no pasará nada por dejar uno o dos.

En el caso de los anuncios no electorales, los invito a que se den una vuelta por el hashtag de ReutilizaUnGallardete, de @pablopecaro, que tiene unas ideas muy buenas para reciclar este tipo de propaganda, que también es ilegal.

Si quieren unirse a las brigadas que yo estaré organizando, no olviden seguirme en Twitter para ver cuándo se llevaran a cabo.

Gracias al blog de Jesús Robles Maloof, de donde tomé mucha de la información.

#QuitaUnAnuncio

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • YouTube
  • Patron
  • Instagram
  • Snapchat
  • Flickr

©2013 Todos los derechos reservados. Mornië Aran Comunicación         CDMX